Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

CAT ¿Quieres que te llamemos?

0 productos

0,00 € ver carrito
Estás en: Inicio > Noticias sobre Muebles > Consejos de decoración > Descubre las camas abatibles para ganar espacio en dormitorios de matrimonio y juveniles pequeños

15
ENE
2019

DESCUBRE LAS CAMAS ABATIBLES PARA GANAR ESPACIO EN DORMITORIOS DE MATRIMONIO Y JUVENILES PEQUEÑOS

Consejos de decoración

Descubre las camas abatibles para ganar espacio en dormitorios de matrimonio y juveniles pequeños

Cuando nuestra vivienda cuenta con pocos metros cuadrados, necesitamos soluciones creativas que nos ayuden a ahorrar espacio. Las camas abatibles son una excelente elección para amueblar un dormitorio de pequeñas dimensiones o disponer de una cama adicional para las visitas o invitados. Las características actuales del mercado inmobiliario, con precios al alza, hacen que muchos propietarios o inquilinos opten por viviendas más pequeñas, con un presupuesto más asequible.

Las camas abatibles pueden ser una solución perfecta para habitaciones infantiles o dormitorios juveniles, pero también para dormitorios de matrimonio. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre las camas abatibles, sus distintos modelos y funcionalidades.

Tipos de camas abatibles

Las camas abatibles son aquellas integradas dentro de un mueble, en el que quedan totalmente ocultas mientras no las estemos usando. Las camas abatibles incorporan un mecanismo hidráulico que permite abrir y plegar la cama sin esfuerzo. Además, también cuentan con un sistema de seguridad antibloqueo, que nos garantiza que la cama no se abrirá una vez la hayamos recogido dentro el mueble. La estructura de la cama abatible incluye un somier integrado con lamas extra flexibles, para garantizar un descanso adecuado.

Dependiendo de su sistema de apertura, podemos encontrar camas abatibles horizontales o verticales. En las primeras, el eje de apertura se sitúa longitudinalmente, mientras que las camas abatibles verticales se abren tomando como eje de referencia el lado más corto de la cama. Dentro de estos dos tipos principales podemos encontrar algunas variantes que te será muy útil conocer si estás valorando instalar una cama abatible como forma de ahorrar espacio. Para habitaciones infantiles o dormitorios juveniles compartidos, las literas abatibles te permitirán disponer de una habitación doble completa, con un gasto de espacio mínimo.

Según su mecanismo de apertura, las camas abatibles pueden ser totalmente automáticas, en las que solo será necesario tirar ligeramente de la cama para que el mueble se despliegue solo, sin necesidad de colocar las patas. También podemos encontrar modelos de cama abatible semi-automáticos, en las que el mecanismo de apertura está regulado por muelles o pistones de gas.

Camas abatibles para dormitorios pequeños

La principal ventaja de las camas abatibles es la de permitirnos ganar espacio en dormitorios pequeños, especialmente recomendables para habitaciones de planta alargada o estrecha. Cuando la cama abatible se cierra, libera una gran cantidad de espacio útil dentro de la habitación. Esta solución también es ideal para dormitorios juveniles compartidos, ya que permite instalar cómodamente dos camas en una misma habitación, perfectamente funcionales, mientras que durante el día el espacio queda libre para destinarse a otros usos propios de estas estancias, como una zona de juegos o un área de trabajo o estudio.

Dependiendo de las dimensiones de tu dormitorio, tendrás que tener en cuenta el sistema de apertura de la cama abatible. Aunque pienses que una cama solo se usa para dormir, es importante asegurarse que, mientras la cama esté abierta, cuentes con la superficie necesaria para permitir el tránsito por la habitación, manteniendo la libertad de movimientos. En las habitaciones más pequeñas resultan más indicadas las camas abatibles horizontales, ya que ocupan menos espacio que los modelos con apertura vertical. Sin embargo, estas últimas resultan muy prácticas si deseas disponer de habitaciones infantiles o dormitorios juveniles dobles.

Muebles multifuncionales

Las camas abatibles nos permiten contar con un dormitorio de matrimonio o una habitación juvenil con todas las prestaciones tradicionales, reduciendo la superficie ocupada, además de ofrecernos otras funcionalidades adicionales, como capacidad de almacenamiento. Las camas abatibles suelen estar integradas en un mueble con armario o cajoneras en la parte superior, lo que siempre es un detalle de agradecer para ayudarnos a mantener el orden.

También podemos encontrar camas abatibles con estanterías laterales, escritorios e incluso sofás, todo ello integrado en una misma pieza. Aunque su precio pueda resultar algo más elevado que una cama individual, se trata de una inversión a valorar, ya que esta opción nos permite amueblar un dormitorio completo. Además, este tipo de muebles integrados suele contar con diseños muy efectivos desde el punto de vista decorativo.

Al mantenerse cerradas la mayor parte del tiempo, las camas abatibles impiden la acumulación de polvo entre las sábanas y edredones, con lo que podremos espaciar el tiempo entre cambios de ropa de cama. Por la misma razón, las camas abatibles son muy recomendables para aquellas personas que sufran de alergias ambientales o problemas respiratorios. Las camas abatibles ayudan a evitar la proliferación de ácaros y polvo, lo que les ayudará a mejorar notablemente su calidad de vida.

Consejos sobre camas abatibles

En cuanto a los inconvenientes de las camas abatibles, es cierto que antiguamente este tipo de camas resultaba incómoda y engorrosa de abrir y cerrar, pero los sistemas de instalación modernos han superado en gran medida ese problema. El moderno diseño de estos muebles consigue que puedan recogerse de forma fácil y rápida, con lo que no necesitas mucho tiempo para tener tu dormitorio listo para meterse en la cama. De hecho, una cama abatible puede llegar a resultar más práctica que una cama nido, en la que seguimos precisando de algo de fuerza para mover y abrir la cama inferior.  

Como en la compra de cualquier cama, si quieres que este mueble cuente con una larga vida útil siempre es preferible apostar por fabricantes reconocidos y diseños de calidad. La comodidad del sistema de apertura, que debe ser cómodo, silencioso y fácil de accionar, es un buen indicador de la calidad de una cama abatible.

Otro de los factores a tener en cuenta si estás pensando en instalar una cama abatible es el grosor de los colchones que admiten. Debido a su diseño, este tipo de camas usa colchones más finos que las camas tradicionales. Sin embargo, el mundo de los colchones ha avanzado mucho en las últimas décadas y hoy un colchón más fino no significa una merma de prestaciones. Los colchones viscolásticos están especialmente indicados para camas abatibles. A título orientativo, es recomendable que el fondo de una cama abatible tenga al menos unos 45 centímetros para poder guardar la cama hecha.

Si apuestas por camas abatibles para dormitorios de matrimonio o camas abatibles en dormitorios juveniles, un buen consejo del que tomar nota es usar fundas y sábanas ajustables. De esta forma, evitarás que la cama se deshaga cada vez que la guardes. A la hora de dormir, solo necesitarás añadir un edredón o un nórdico y unos cojines bien mullidos para tenerlo todo listo en un momento.

¿Sabías que las camas abatibles se remontan al siglo XIX? Descubre su historia en Decoesfera.

MARTBERT · C/ Ribera del Congost, 8 (Pol. Ind. El Congost) · 08520 Les Franqueses del Vallés (Barcelona)
Tel. 93 846 32 10 | 93 849 44 11

Diseño web por Novaigrup, agencia de marketing online